La Ley Federal de Derechos propuso actualizar y reestructurar los cobros de derechos del insumo que pagan los operadores móviles al Estado. Tan sólo la banda ancha móvil de 800 Mega Hertz presentaría un incremento de 6.5% para el próximo año.

“Quieren incrementar su recaudación […] están quitando recursos a las empresas para invertir en extender sus redes para ampliar cobertura para que más personas se puedan conectar”, indicó Elena Estavillo, socia directora de AEQUUM y excomisionada del IFT para El Financiero.

En el país, los principales contribuyentes por el uso de bandas son AT&T con 33.73% del espectro total, Telcel con 29.74%, Telefónica Movistar con 17.36% y Altán Redes 15.04%.

De acuerdo con especialistas la contraprestación representa el 10% del pago y el 90% restante son derechos que cobra Hacienda, por lo que el director de Digital Policy Law, alertó que incrementar los costos de conectividad es un ataque al derecho de acceso a internet y a los servicios de telecomunicaciones.

“Atacan los derechos al acceso a internet y a los servicios de telecomunicaciones de todos los ciudadanos. A los que les está cancelando el derecho de forma inmediata de acceso al internet es a los más pobres y a los más necesitados”, advirtió para El Financiero.

Hace algunos meses, el IFT propuso a Hacienda bajar el pago de derechos por el uso del espectro, pero el gobierno lo ignoró y en su Paquete Económico 2021 contempló aumentos.

De aprobarse los cambios, expertos advierten que se restaría atractivo para que nuevos operadores de telecomunicaciones lleguen al país.

Con información de El Financiero