Wednesday, November 28, 2018

Niegan Asilo a Miriam Celaya, La Hondureña Que No Come Frijoles,

SUPUESTAMENTE ESTADOS UNIDOS: LE DISE NO A #MiriamCelaya, #LadyFrijoles, #EsaCosaMexicana, #EsaCosaHondureña,

La petición de asilo que abogados de migración presentaron para Miriam Celaya fue rechazada de inmediato confirmaron este día oficiales del departamento de revisión de casos del #USCIS por lo cual ya fue turnada a la espera de ser deportada a su país de origen en los próximos dias.

Celaya, de nacionalidad hondureña se encuentra detenida junto con sus dos hijas luego de que su solicitud fuera revisada y se diera negativa a la entrevista de miedo creíble, un proceso clave para los casos de asilo

El departamento de seguridad tiene la instrucción de no aceptar las peticiones de personas que provengan de la caravana debido a que no califican para ningún alivio migratorio, la razón de que estuvieron en territorio extranjero y se les dio la oportunidad de reiniciar sus vidas en otro país como Guatemala y Mexico

En el caso de Miram Celaya es un punto para negar su petición, en su solicitud, Celaya agregó que fue objeto de amenazas en México y que temía por su vida en ese país por lo cual el departamento de migración decidió que debía ser deportada hasta su país natal Honduras,

Tuesday, November 13, 2018

Cirstobal Colon Es Un Farsante No Descubrio America,

Cristobal Colón un farsante

¿Es El Autentico Escubridor de América?

En las cartas de navegacion de Cristobal Colon situa el descubrimiento de America en el 12 de octubre de 1492 pero hay un dato que no sabíamos y que hoy intentare revelar y contar con todo lujo de detalles.

Exactamente antes de la salida de Cristobal Colon del puerto de Palos otro expedicionario llamado Juan Cousin salia de inglaterra.

Primeramente descubrió el rio Amazonas en 1488 y despues el resto el continente. Los reyes de Inglaterra y de España tenían como autentico descubridor a Cristobal Colon, porque cuando fue dibulgada la noticia que Colon habia descubierto tierras nuevas el ejercito español e ingles acompañaron a Colon en todo momento pero había una persona que sabia de que Juan Cousin fue el primero en llegar.

Más sobre
Alejandro VI

Juan Cousin no sabia como proclamar que el fué en verdadero descubridor. J. W. Gambier en su objeto proclamar que Juan Cousin, capitán de mar de Dieppe, descubrió el río de las Amazonas en 1488 y fué despojado de la fama que le pertenece en la más vergonzosa de las conspiraciones, urdida por los reyes Fernando é Isabel, el papa Alejandro VI y Cristobal Colón.

La serie de reflexiones morales, políticas y religiosas (no católicas), con que desarrolla el tema, pueden dejarse sin inconveniente á un lado; la esencia es lo que á este cuerpo importa conocer, advirtiendo por principio que, amigo como se dice el autor de la verdad, no pretende hacer un héroe del tal Cousin, ni mucho menos.

El marino normando era, en su juicio, de superiores condiciones; más instruido, más ilustrado que el genovés: habiéndose lanzado al Océano con un navío, evidentemente arriesgó más que el que llevó tres; si bien desde que se ha sabido que el hombre es capaz de atravesar la extensión de las aguas saladas solo, en un botecillo, la admiración de aquellas empresas, ha perdido, con el examen frío de la razón, la poética aureola del primer momento.

Cualquiera de los balleneros que van hoy de Dundee hacia los mares polares, aventura mucho más que Colón ó que Cousin, cuyo heroismo no excede, ni acaso llega al de Cameron, pasando á través del África, de mar á mar.

Fuente y Recopilage De Paginas De Internet y Redes Sociales, 

Friday, November 9, 2018

¿Por Qué La Revolución Se Celebra El 20 de Noviembre?

Como todos los años, los mexicanos celebramos el 20 de noviembre el inicio de la Revolución Mexicana; pero, ¿qué fue exactamente lo que sucedió ese día?

Desde la educación básica, los mexicanos aprendimos que el 20 de noviembre de 1910 se celebra el aniversario del inicio de la Revolución Mexicana. Pero, ¿qué hechos tuvieron lugar en ese día tan destacado en la historia de México?

Acompáñanos a dar un repaso a los antecedentes de esta gesta y los sucesos que hoy conmemoramos.

Las causas de la Revolución son múltiples y muy complejas. Entre los muchos antecedentes que pesaban en el ambiente en el año de 1910 están:

La permanencia de Porfirio Díaz en el poder, quien desde que llegó a la presidencia en 1876, se había hecho reelegir en siete ocasiones, por lo que su mandato se consideraba ya una dictadura.

Las propiedades comunales o "ejidos" se habían hecho parcelables, y muchos de sus antiguos dueños —indígenas en su mayoría— fueron estafados o despojados de sus propiedades y se vieron obligados a trabajar como peones en condiciones de explotación.

Se estima que, para 1910, el 1% de la población poseía el 85% de las tierras cultivables, dando lugar a latifundios.

A principios del siglo XX, Díaz permitió la explotación del petróleo mexicano por compañías extranjeras, como la Standard Oil.

En 1907, una crisis económica internacional redujo los ingresos de las compañías extranjeras que operaban en México, lo que provocó desempleo y reducción de los salarios.

Finalmente, entre 1908 y 1909, una terrible sequía redujo las cosechas de maíz, lo cual impactó gravemente en la alimentación de las minorías más vulnerables. Por todo ello, el gobierno de Díaz había perdido el apoyo de las mayorías.

Por todos estos motivos, existieron múltiples rebeliones indígenas y campesinas, así como huelgas de obreros que fueron brutalmente reprimidas por las fuerzas militares de Díaz.

Entre los muchos políticos e intelectuales que se oponían al gobierno de Díaz, destacó un hacendado coahuilense de nombre Francisco I. Madero, quien en 1908 publicó un libro trascendental: La sucesión presidencial en 1910, en la cual criticaba al mandato de Díaz y exigía elecciones limpias y democráticas.

A raíz de la publicación del libro, la escena política se polarizó y se dividió entre quienes apoyaban una nueva reelección de Díaz —que volvió a postularse a la presidencia, con Ramón Corral como vicepresidente— y quienes se oponían a la reelección y formaron el Partido Nacional Antireeleccionista, encabezados por Madero. 

En las elecciones de junio de 1910, Díaz volvió a ser reelegido tras haber hecho encarcelar a Madero en San Luis Potosí, bajo cargos de rebelión. Habiendo escapado de sus captores, Madero lanzó el 6 de octubre de 1910, desde la ciudad de San Antonio, Texas, el documento que dio origen a la Revolución: el Plan de San Luis.

En el Plan de San Luis —que apareció fechado el 5 de octubre de 1910 en San Luis Potosí—, Madero declaraba nulas las elecciones de ese año, se reconocía como presidente provisional y Jefe de la Revolución, e insistía en reivindicaciones sociales para los indígenas y los obreros de México.

Y lo que es más importante, y que celebramos hoy: convocaba al pueblo mexicano a levantarse en armas contra el mal gobierno, señalando el 20 de noviembre de 1910 como la fecha del inicio del levantamiento popular. Aquí las palabras de Madero:

"Conciudadanos: No vaciléis pues un momento: tomad las armas, arrojad del poder a los usurpadores, recobrad vuestros derechos de hombre libres y recordad que nuestros antepasados nos legaron una herencia de gloria que no podemos mancillar. Sed como ellos fueron: invencibles en la guerra, magnánimos en la victoria. SUFRAGIO EFECTIVO, NO REELECCIÓN."

Ese día marcado por la historia, sin embargo, sólo hubo enfrentamientos militares menores —trece en total—, destacando los de Pascual Orozco y Pancho Villa en Chihuahua. Las consecuencias de este movimiento social se prolongarían durante muchos años, y darían forma al México de nuestros días.


CON INFORMACION DE MILENIO

Thursday, November 1, 2018

Dia De Muertos En Patzcuaro Michoacán Mexico, Noche De Muertos, Patzcuaro y La Region Lacustre


Día de Muertos en Pátzcuaro y la región lacustre #NocheDeMuertos, #DiaDeMuertos, #Patzcuaro, #Michoacán, #Mexico

Dos de las celebraciones más importantes de México se realizan en el mes de noviembre. Según el calendario católico, el día primero está dedicado a Todos los Santos y el día dos a los Fieles Difuntos. En estas dos fechas se llevan a cabo los rituales para rendir culto a los antepasados.
Es el tiempo en que las almas de los parientes fallecidos regresan a casa para convivir con los familiares vivos y para nutrirse de la esencia del alimento que se les ofrece en los altares domésticos.



La celebración del Día de Muertos, como se le conoce popularmente -también conocida como noche de muertos-, se practica a todo lo largo de la República Mexicana. En ella participan tanto las comunidades indígenas, como los grupos mestizos, urbanos y campesinos. En la región lacustre, los poblados en que la festividad ha cobrado más fama, son Pátzcuaro, Tzintzuntzan, Janitzio, Ihuatzio y Zirahuén, entre otros.



Según la creencia del pueblo, el día primero de noviembre se dedica a los “muertos chiquitos”, es decir, a aquellos que murieron siendo niños; el día dos, a los fallecidos en edad adulta. En algunos lugares del país el 28 de octubre corresponde a las personas que murieron a causa de un accidente. En cambio, el 30 del mismo mes se espera la llegada de las almas de los “limbos” o niños que murieron sin haber recibido el bautizo.
El ritual de Día de Muertos conlleva una enorme trascendencia popular, su celebración comprende muy diversos aspectos, desde los filosóficos hasta los materiales.


La celebración de Todos los Santos y Fieles Difuntos, se ha mezclado con la conmemoración del día de muertos que los indígenas festejan desde los tiempos prehispánicos. Los antiguos mexicanos, o mexicas, mixtecas, texcocanos, zapotecas, tlaxcaltecas, totonacas y otros pueblos originarios de nuestro país, trasladaron la veneración de sus muertos al calendario Cristiano.


Antes de la llegada de los españoles, dicha celebración se realizaba en el mes de agosto y coincidía con el final del ciclo agrícola del maíz, calabaza, garbanzo y frijol. Los productos cosechados de la tierra eran parte de la ofrenda. Los Fieles Difuntos, en la tradición occidental es, y ha sido un acto de luto y oración para que descansen en paz los muertos. Y al ser tocada esta fecha por la tradición indígena se ha convertido en fiesta, en carnaval de olores, gustos y amores en el que los vivos y los muertos conviven, se tocan en la remembranza.


El Día de Muertos, como culto popular, es un acto que lo mismo nos lleva al recogimiento que a la oración o a la fiesta; sobre todo esta última en la que la muerte y los muertos deambulan y hacen sentir su presencia cálida entre los vivos. Con nuestros muertos también llega su majestad la Muerte; baja a la tierra y convive con los mexicanos y con las muchas culturas indígenas que hay en nuestra República. Su majestad la Muerte, es tan simple, tan llana y tan etérea que sus huesos y su sonrisa están en nuestro regazo, altar y galería.



Hoy también vemos que el país y su gente se visten de muchos colores para venerar la muerte: el amarillo de la flor de cempasúchil, el blanco del alhelí, el rojo de la flor afelpada llamada pata de león... Es el reflejo del sincretismo de dos culturas: la indígena y la hispana, que se impregnan y crean un nuevo lenguaje y una escenografía de la muerte y de los muertos.


Hay que decir que nuestras celebraciones tienen arraigo y recorren los caminos del campo y la ciudad. Oaxaca, con sus miles de indígenas, es ejemplo claro del culto, gustos culinarios, frutas y sahumerios; los muertos regresan a casa.
En estas fechas se celebra el ritual que reúne a los vivos con sus parientes, los que murieron. Es el tiempo trascendental en que las almas de los muertos tienen permiso para regresar al mundo de los vivos.

Hay que considerar que la celebración de Día de Muertos, sobre todo, es una celebración a la memoria. Los rituales reafirman el tiempo sagrado, el tiempo religioso y este tiempo es un tiempo primordial, es un tiempo de memoria colectiva. El ritual de las ánimas es un acto que privilegia el recuerdo sobre el olvido.


La ofrenda que se presenta los días primero y dos de noviembre constituye un homenaje a un visitante distinguido, pues el pueblo cree sinceramente que el difunto a quien se dedica habrá de venir de ultratumba a disfrutarla. Se compone, entre otras cosas, del típico pan de muerto, calabaza en tacha y platillos de la culinaria mexicana que en vida fueron de la preferencia del difunto. Para hacerla más grata se emplean también ornatos como las flores, papel picado, velas amarillas, calaveras de azúcar, los sahumadores en los que se quema el copal.

Entre los antiguos pueblos nahuas, después de la muerte, el alma viajaba a otros lugares para seguir viviendo. Por ello es que los enterramientos se hacían a veces con las herramientas y vasijas que los difuntos utilizaban en vida, y, según su posición social y política, se les enterraba con sus acompañantes, que podían ser una o varias personas o un perro. El más allá para estas culturas, era trascender la vida para estar en el espacio divinizado, el que habitaban los dioses.


Con Imformacion  De Patzcuaro.com
FOTOS De Internet y Redes Sociales

Diego Sinhué, el Gobernador que no se Para en Guanajuato

Los guanajuatenses vivieron un fin de semana sumamente violento. No es la primera vez que varios puntos del estado arden por conflictos entr...